“La verdadera competición está por ofrecer una mejor experiencia en nuestro producto.”

No solo tenemos que tener en cuenta que tenemos que competir en características (features), rapidez y fluidez, también en el diseño de producto, pues el usuario / cliente final ya tiene prediseñado en su cabeza.